x
Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Tarragona
21.27 º
3.708 Km/h
Nàstic
El davanter del Nàstic Edgar Hernández i el central del Barça Samuel Umtiti.

Final cruel en una buena puesta de largo (4-0)

El delantero del Nàstic Edgar Hernández y el central del Barça Samuel Umtiti.

FC Barcelona

Final cruel en una buena puesta de largo (4-0)

El Nàstic empieza mostrando una gran fortaleza defensiva y cae contra el Barça jugando con diez por la expulsión de Quintanilla en el 38'

Actualizada 21/07/2021 a las 21:07

El Gimnàstic de Tarragona empieza cayendo goleado en el Estadio Johan Cruyff (4-0) contra todo un Barça que se aprovechó de la expulsión de Alex Quintanilla y que se soltó la melena al final del duelo, dejando al final un resultado engañoso por culpa de jugadas puntuales, sobre todo a raíz de los cambios realizados por Raúl Agné.

Nunca es empresa fácil jugar contra el FC Barcelona y no salir lastimado. Ahora bien, los tarraconenses fueron capaces de dar la cara, mostrarse fuertes defensivamente y dejar unas inmejorables sensaciones en el primero amistoso de la pretemporada. Es la mejor fórmula para poder seguir trabajando y preparando el inicio liguero, que es lo que realmente importa.

Excepto la delantera, Ronald Koeman mostró un once lleno de jugadores del primer equipo. Dest en el lateral derecho, Umtiti y Gerard Piqué en el eje de la defensa o un tridente en la medular formado por Pjanic, Sergio Roberto y Riqui Puig son una carta de presentación suficiente como para tener, al menos, un infinito respeto.

El guion del partido era claro: asumir que el control sería local e intentar darle las menores concesiones a un equipo que se colgó a espaldas de Roberto y de Monte para atacar un Nàstic que presentó un 4-4-2 en el primer amistoso del pre-curso. Manu García en portería tuvo como escuderos, de derecha a izquierda, a Pol Domingo, Alex Quintanilla, Marc Trilles y Joan Oriol. Los dos migcentres fueron Francesc Fullana y Javier Ribelles, el joven Karim el banda|lado derecha, Pedro Del Campo partía desde la izquierda y, arriba, Edgar Hernández y Pol Prats.

La expulsión y Manu
La primera mitad estuvo marcada por dos circunstancias claves. La primera, la justa expulsión a Alex Quintanilla por una dura entrada a Riqui Puig a siete minutos del descanso y, la segunda, el espectacular enfrentamiento que hizo Manu bajo palos. El ex de la Ponferradina es el punto de partida para ilusionar a una afición que tiene ganas de fútbol y que tiene la esperanza de que su equipo haga cosas grandes esta campaña.

En el 26' voló el meta para desviar un buen remate de Roberto a pase de Puig. Dos minutos más tarde, volvía a salvar el mismo Manu a remate del mismo Roberto. Más paros de mérito en el 40', en el chute de falta de Pjanic motivado por la roja de Quintanilla; en el 44', a tiro de Demir desde la derecha con pierna izquierda; y en el 45', en un remate de Peque Polo. Un total de cinco intervenciones que dieron aire a un Nàstic que no conseguía que la medular conectara con la delantera. Únicamente un robo a menos cuarto presumió peligro grana, pero Edgar no pudo controlar correctamente la esférica.

Cambios
Después del descanso, el Barça cambió completamente el equipo y Agné dio entrada a Gonzi, Caro, Iván De la Peña, Javi Bonilla, Óscar Sanz, Pol Ballesteros, Fran Carbia y Pablo Fernández. Este último jugador, a los 54 minutos de juego, fue el encargado de probar el primer chute, aunque tímido y blando, por el lado grana. Y dos minutos después fue Joan Oriol quien lo probó, con pierna derecha, fácil para Iñaki Peña. Con un jugador menos, el Nàstic no tan sólo se defendía bien, sino que también se atrevía a darse alegrías en ataque.

El gol del Barça, sin embargo, por inercia, calidad y superioridad numérica, tenía que llegar. Y lo hizo a los 60 minutos de juego, a cargo del goleador del filial, un Rey Manaj que recibió la esférica dentro del área y que se giró delante del adobe oposición de De la Peña y fusiló Gonzi, que no vio por dónde entró. Ahora bien, el gol no hizo cambiar el discurso del Nàstic, muy bien posicionado en el campo, con dos líneas de cuatro hombres muy juntas y con una idea de no conceder ocasiones muy adecuada a la categoría en la cual tendrá que competir el equipo tarraconense.

También tuvo sus minutos Pedro Martín, que se incorporó al terreno de juego cuando el electrónico señalaba el minuto 72. El sustituido fue un Fran Carbia que abandonó el campo con molestias. Por lo tanto, no era necesario arriesgar. Acto seguido, entró Jordi Avilés, del filial, por un Bonilla que también parecía que tenía algún problema físico.

Al final del duelo el Barça acabó goleando. Cuando faltaban cinco minutos, Collado remató el trabajo con un chute que, desafortunadamente, chocó en el cuerpo de De la Peña antes de entrar en la portería de Gonzi. Y un minuto después, una centrada desde la izquierda de Abe la remató, con el pecho, Manaj, para anotar el tercero, después de ganarle la posición, nuevamente, a Iván De la Peña. Pero el albanés quería más y anotó un penalti a los 90 minutos.
Temas relacionados
Comenta el contenido : Final cruel en una buena puesta de largo (4-0)
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Llovera, 18. 1r 1a. 43201 Reus

977 32 78 43

diari.mes es un medio
auditado por OJDInteractiva
Diari Mes

Con la colaboración de:
Diari Mes